La Fuerza De La Naturaleza

La Fuerza De La Naturaleza

Artur y Fiona Cristian

La verdadera libertad viene de forma natural de la completa responsabilidad que cada uno de nosotros tiene de cuidar a la Tierra, porque la Tierra es la energía vital que creamos y dirigimos con una intención que se expande como nuestra fuerza de la naturaleza cuidando a nuestras familias. Esto es lo que de forma natural forma el espacio de amor que es la completa responsabilidad de nuestro dominio terrenal expandiéndose para cuidar de todo lo que vive en el dominio sagrado (hogar) que nosotros sostenemos (soñamos por el) y del que somos completamente responsables.

El dominio natural de cada HOMBRE (hombre, mujer, niño) es sagrado y cada HOMBRE tiene el legado inherente (“derecho”) a verdadera libertad sobre la tierra para poder experimentar esa sacralidad. Se supone que  cada HOMBRE debe  recibir un pedazo de tierra para poder experimentar la fuerza de la naturaleza en su totalidad que es la verdadera naturaleza del HOMBRE.

Ser criado por la naturaleza desde el vientre materno, sin nadie en nuestra cabeza definiéndonos  la vida/realidad/nada, antes, durante y después, es el clima y las condiciones atmosféricas (vibras) que experimentamos como ese ambiente natural que sostenemos y por el que vivimos como nuestro sueño de vida, nuestra TIERRA, nuestro hogar, nuestra Tierra/Familia/Tribu/Comunidad compartida, nuestra Madre tierra sagrada.

Todos somos de la Tierra que es (para lo que fue destinada a ser) el cuerpo vivo sin definir de la conciencia del HOMBRE expandiendo la vida natural (dominio) del HOMBRE desde el vientre de la vida eterna. Mientras podamos ver/percibir la vida y hasta que podamos soñar/experimentar la vida, la Tierra siempre está ahí en el eterno aquí y ahora porque no existe ningún lugar en donde la verdadera naturaleza de la Tierra del HOMBRE NO lo sea.

Sin importar lo que se esté imaginando y sin que importe que sueño este siendo contemplado, UNICAMENTE está el HOMBRE  y NADA MAS.

La Tierra ES el verdadero dominio de nuestra conciencia y la Tierra siempre está presente al HOMBRE, y no hay ningún lugar a donde podamos ir fuera de la verdadera naturaleza de la conciencia del HOMBRE en donde no experimentemos la fuerza de nuestra verdadera Naturaleza, nuestro dominio, nuestro hogar sagrado, la Tierra.

La totalidad de la creación es el dominio natural de nuestro hogar y cada niño criado por la naturaleza está expandiendo el dominio de su conciencia así como también experimenta la imagen completa de toda la creación, y este es el soñar natural y sagrado de nuestra verdadera naturaleza, y para cada HOMBRE criado por la fuerza de la naturaleza, la experiencia de vida siempre va a ser magnifica e indefinida.

Esto  es ser como-dios  y como consecuencia de la profanación de haber sido criados en “El Sistema” desde el vientre hasta la tumba esto es lo que hemos sacrificado de nuestro dominio natural sin ni siquiera habernos dado cuenta de lo que hemos hecho. El sacrificio es haber renunciado a la vida eterna (la imagen completa de nuestra verdadera naturaleza) en/como esta vida.

Es por esto que el dominio de cada HOBRE es sagrado y es ahí donde la descendencia, a través de la fuerza de su verdadera naturaleza puede utilizar sus sentidos (tacto, sabor, sentir, oler, oir, ver), sin que importe en donde puedan estar, para visitar la magnífica naturaleza de los sitios sagrados de sus ancestros para comulgar con su magnificencia, y por medio de los estímulos, experimentar sus intenciones, sus creaciones (frutos de su trabajo), sus sueños de (HOMBRE) vida.

Lo que cada uno de nosotros percibe de la realidad, instante a instante, nunca podrá ser la experiencia que otro HOMBRE este experimentando. Incluso cuando se nos dan definiciones (explicaciones, sugestiones, instrucciones, educación, adoctrinamiento, condicionamiento, lavado de cerebro, inculcación) de otro hombre para comunicarnos la experiencia que cada uno de nosotros está teniendo con la naturaleza/Tierra/realidad; nuestra comunicación sigue SIN ser la experiencia que cada uno de nosotros está teniendo mientras observamos “juntos” la misma forma de vida. Basarse en solamente una definición nos tiene imaginando lo que otro HOMBRE está experimentando, y lo que nosotros imaginamos NUNCA será la experiencia que el otro HOMBRE ha tenido/encontrado.

Criados por la fuerza de la naturaleza, todo lo que el HOMBRE ha sido y siempre será, su conciencia ES la fuerza natural de la naturaleza (formas de vida sensitivas inanimadas o no) que todos están experimentando y su existencia continua como los estímulos de nuestra conciencia (naturaleza) experimentando su conciencia (naturaleza).

La Naturaleza es la Verdadera Naturaleza del HOMBRE.

Como naturaleza, todo está en la plenitud de la sinergia que es la fuerza de la naturaleza, pero cada forma de vida tiene su dominio y cada una es única y sagrada porque nunca ha sido definida. Cada brizna de hierba, cada grano de arena, partícula de tierra, gota de agua, insecto, pluma, microbio, árbol, hoja, montaña, corriente y valle es único y original  y nada de la conciencia indefinida del HOMBRE va a profanar la singularidad o perjudicar el dominio sagrado de ninguna forma de vida.

Esta es la verdadera sacralidad de la fuerza de la naturaleza, que nunca debemos invadir ningún dominio y corromperlo. Cuando invadimos el dominio de otro HOMBRE u otra forma de vida sin que importe lo grande o pequeña que pudiera ser, estamos imponiendo nuestra voluntad sobre otro HOMBRE o forma de vida y moldeándolo a nuestra imagen, nuestra intención.

Esto es profanar el dominio de cada forma de vida y corromper y distorsionar el propósito natural detrás de la fuerza de la naturaleza mientras creamos marcas de estas intenciones que forman la distorsión, confusión, daño y destrucción de nuestra fuerza (creación) natural convirtiéndola en huracanes  a nuestra imagen/intención,  tsunamis a nuestra imagen/intención,  inundaciones a nuestra imagen/intención,  terremotos y las erupciones volcánicas, los climas extremos, el caos y guerras, la violencia y todo el horror y crueldad de la vida-de-sistema con su avaricia, indigencia, asesinato, genocidio, contaminación, todo resultado de nosotros invadiendo intencionadamente y profanando el dominio natural de cada forma de vida.

Este es el verdadero significado de la imagen de la crucifixión de los ocultistas/Masones de Altos Grados, todos  criados en “EL Sistema”, la magnificencia de su sueño de la imagen completa que es la conciencia natural de su verdadera naturaleza ya ha sido crucificada cuando aparecieron por primera vez en el vientre porque el legado inherente y sagrado que se le ha dado a cada HOMBRE para crear un dominio natural (INDEFINIDO) de vida ya ha sido definido (invadido, dominado, conquistado, aplastado y destruido), y ahora son completamente dependientes de los dominios artificiales provistos por otros hombres y mujeres, mientras sus consumidores, con lo que les habría sido proporcionado de forma natural por la conciencia de sus dominios , de su alma divina, de su verdadera naturaleza dando comida, agua y techo, etc…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s